Novedades farmacéuticas

Cuidarse a uno mismo es una demostración de amor

Cuidarse a uno mismo es una demostración de amor

La vida es el mejor regalo que un ser humano tiene, y la mejor manera de agradecer ese regalo es cuidarse a uno mismo en todos los aspectos. Nuestro cuerpo es el templo en el que habitamos y nuestra mente y nuestra alma quienes dirigen todos nuestros pensamientos y acciones.

Cuidarse a uno mismo es una demostración de amor. Os doy la bienvenida y os muestro mi agradecimiento de antemano a todos los que os animéis a leer mis entregas.

Comienzo esta aventura de escribir un blog con muchísima ilusión y sin ninguna pretensión. No está entre mis planes dar consejos, sino más bien repasar hábitos y costumbres conocidas por todos, pero que con el ajetreo que supone la vida diaria se nos pueden pasar por alto y, eso sí, no perder el pulso a la actualidad en todo lo relacionado con novedades referidas a los temas de salud y bienestar.

Dicen los coaching, tan de moda actualmente, que el único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Puedo aseguraros que disfruto del privilegio de amar mi profesión y mantener la ilusión de los primeros días. Me siento afortunada de sentir mi trabajo como una vocación permanente, que me llena de entusiasmo y satisfacciones.

Como dice el coach Luis Galindo, solo poniendo todo el entusiasmo, toda la pasión en lo que haces, conseguirás el éxito. A mí en concreto me interesa el éxito personal, la satisfacción del deber cumplido, el éxito que surge del esfuerzo y del trabajo, porque de esta forma nos retiraremos al final de cada día muy, muy cansados, pero muy, muy satisfechos. Tremendamente satisfechos.

Cuidarse a uno mismo es una demostración de amor

Cuando lo que pensamos, decimos y hacemos están de acuerdo, se consigue una paz interior y una ausencia de estrés que se trasmite en nuestra salud física. Es importantísimo enfocarse en el presente que vivimos y, como decían nuestros antepasados, un cuerpo sano está dentro de una mente sana.

La vida que nos marca la sociedad actual nos somete a elevadas dosis de stress; debemos aprender a saber manejarlo. Las mujeres tenemos un hándicap añadido al tener que conciliar vida laboral y familiar, lo que hace que debamos gestionar nuestro tiempo de manera óptima para llevar una vida organizada que nos permita disponer de cierto tiempo para nosotras mismas, conseguir mantener la calma, aceptar de manera serena los retos del día a día y lograr no estar en ese punto irascible que desemboca en una sensación de impotencia, angustia e, incluso, ansiedad. Hemos de intentar trabajar el positivismo, mantener la ilusión, poner pasión en todo lo que hacemos y estar en paz con nosotras mismas.

La salud no solamente es la ausencia de enfermedad, sino un estado de bienestar físico, mental y social. Cada uno de nosotros podemos hacer muchas cosas para prevenir enfermedades y situaciones evitables.

El cuidado personal y la práctica de hábitos saludables nos lleva a gozar de mejor salud, la salud nos ayuda a encontrarnos a gusto con nosotros mismo. Y estar conformes con nosotros mismos nos da seguridad y confianza, la clave del éxito. Esta reflexión nos ayuda a entender por qué la salud y la belleza están más unidas de lo que nos parece a priori.

Por otro lado el sector del AUTOCUIDADO ya ha diseñado su hoja de ruta en la sociedad actual. A nivel europeo, la promoción de este sector es un hecho, conscientes las autoridades Sanitarias del valor de este sector y de lo que puede aportar tanto al sistema sanitario como a la calidad de vida de los ciudadanos.

El paso del tiempo es inexorable, pero de nosotros depende la forma de vivir y de llegar a la edad avanzada en unas u otras condiciones, siempre dentro de lo que se consideran causas evitables.

Hay cosas que no se pueden recuperar, entre ellas el tiempo una vez que ha pasado; por eso no debemos dejar pasar las oportunidades de interiorizar y practicar hábitos de vida que nos ayuden a conseguir nuestro objetivo: VIVIR MÁS Y MEJOR, CON PLENITUD.

Como decía William Shakespeare, el destino es el que baraja las cartas, pero nosotros los que jugamos.

Este es mi mensaje por hoy: “CUÍDENSE SIEMPRE Y EN CUALQUIER CIRCUNSTANCIA”