Dietas y pérdida de peso, Nutrición

Metabolismo lento y la pérdida de peso

Metabolismo lento y la pérdida de peso

¿Te suena eso de que hay personas que comen de todo y no engordan y que otros comiendo lo mismo si?. Hablamos sobre el metabolismo lento o metabolismo basal.

El metabolismo lento es una de las condiciones más comunes y poco detectadas por las personas que la padecen. Existen muchísimas personas que han probado todo tipo de dietas de moda, muchas veces contradictorias entre ellas; sin embargo, no pierden peso o les cuesta muchísimo sacrificio. El gran error está en pensar que únicamente hay que modificar lo que comemos para poder adelgazar. Por supuesto que la alimentación es muy importante, pero existen muchos otros factores que transforman nuestro metabolismo en lo que se conoce como metabolismo lento.

Este hecho explica por qué hay personas que aun comiendo de todo y en la cantidad que les apetece no engordan y sin embargo otras tienen una marcada tendencia a ganar peso fácilmente y que, además, perderlo se les hace una tarea imposible.

metabolismo lento o metabolismo basal

EL metabolismo corporal

¿Qué es el Metabolismo? Nuestros cuerpos obtienen la energía que necesitan a través del metabolismo, un conjunto de reacciones químicas que tienen lugar en las células del cuerpo que permiten transformar la energía que contienen los alimentos en el combustible que necesitamos para todo lo que hacemos, desde movernos hasta pensar y crecer. Si lo necesitamos, el propio cuerpo es capaz de almacenar parte de los alimentos que ingerimos, transformándolos incluso. El metabolismo es un proceso constante que comienza en el momento de la concepción y termina con la muerte. Es un proceso vital para todas las formas de vida. El metabolismo es la suma total de todos los movimientos que el cuerpo ejecuta para poder existir como ser vivo. El metabolismo implica movimiento, pero este movimiento debe producirse a un ritmo ordenado y adecuado.

Cuando una persona tiene el metabolismo lento es muy probable que aumente de peso con facilidad y, lo que es peor, seguramente le costará muchísimo perderlo y mantenerse delgado. Sin embargo, la buena noticia es que se puede “acelerar el metabolismo”. Además, cuando nuestro metabolismo es lento, todo en el cuerpo se ralentiza y puede que padezcamos estreñimiento, insuficiencia circulatoria, acumulación de tóxicos, mala digestión, falta de vitalidad y energía.

Metabolismo lento y la pérdida de peso

Por supuesto que adquirimos un metabolismo heredado con una enorme carga genética, pero eso no significa que no podamos modificarlo; es posible hacer que trabaje con nosotros y no en nuestra contra. Por lo general, nacemos con un metabolismo ágil que por diversos factores se va transformando en lento y que afortunadamente podemos recuperar siempre y cuando sepamos qué es aquello que estamos haciendo mal y reconocer los factores que nos llevan a tener un metabolismo así. Aquí hablamos de ello.

Todas las informaciones que a continuación voy a detallar, han sido publicadas por especialistas americanos, investigadores y nutricionistas y comprobadas en más de cuarenta y cinco mil personas que, cansadas de probar todo tipo de dietas de moda, eran incapaces de perder peso y mantenerlo.

Metabolismo lento y la pérdida de peso

¿Cuáles son, pues, los enemigos del metabolismo? ¿Por qué se nos hace tan difícil perder peso y mantenerlo?

  • Exceso de azúcares y carbohidratos refinados
  • Los carbohidratos refinados son adictivos
  • La deshidratación
  • Problemas de la glándula tiroides
  • La temperatura de nuestro cuerpo es un factor indicativo
  • El estar sometido a ciertas dosis de estrés
  • Mala digestión
  • Mala combinación de alimentos
  • Sustancias enemigas (refrescos carbonatados y todo aquello que acidifique el pH corporal)
  • Las intolerancias del cuerpo
  • Desayuno deficiente
  • Cándida Albicans, “la epidemia silenciosa”
  • La diabetes y la hipoglucemia
  • Las hormonas en la mujer
  • Medicamentos que engordan
  • Vida sedentaria

Como se puede apreciar, son muchos los factores que pueden llevarnos a un estado de sobrepeso u obesidad, y no sólo la nutrición. Por ello, el abordaje del adelgazamiento debe tratase de forma multifactorial, acudiendo a Nutricionistas cualificados que nos ayuden a emprender el camino y las pautas más apropiadas a cada persona en particular y, por supuesto, nos enseñen a adquirir hábitos buenos que duren toda la vida.

Nunca deberíamos hacer una dieta basada en restringir alimentos; se puede comer de todo pero sabiendo de qué forma hacerlo. No debemos renunciar de por vida a ningún alimento a no ser por una intolerancia; también esto sería un nuevo fracaso, y jamás hacer dietas con las que la persona pase hambre o se sienta débil.

Trataremos todo más detalladamente en diferentes post y también cómo activar y recuperar nuestro metabolismo. Por hoy, solamente animaros a emprender el camino correcto; todos los cambios cuestan en un principio, pero es lamentable no intentarlo. La salud es lo más importante que tenemos en la vida y es nuestra responsabilidad cuidarla con disciplina y dedicación. Todos sabemos que el sobrepeso y la obesidad van de la mano de muchas enfermedades metabólicas y no es preciso esperar a padecer una de ellas para comenzar a tomar medidas.

No esperen a tomar el camino adecuado en una ocasión especial, vivir es una ocasión especial y nunca es demasiado tarde para emprender nuevos retos.

Desde nuestra farmacia podemos ofrecerte Asesoramiento Nutricional, no dudes en consultarnos