Consejos y trucos de salud, Homeopatía

¿Sufres alergia estacional? minimiza sus efectos naturalmente

La alergia estacional es cada vez más frecuente y siempre estroea buenos momentos ¿Quiéres saber como atenuar sus molestos efectos? ¡Achís!”

La alergia estacionalfiebre del heno o alergia primaveral se caracteriza por crisis de picores nasales, estornudos continuos, mucosidad fluida y continuada, con picor también en los ojos y lagrimeo que puede ser irritante o no. No acostumbra a acompañarse de fiebre.

Suele tener lugar en primavera, pero puede darse también en otras épocas del año, ya que su origen no es necesariamente el polen, sino que también puede ser provocado por animales, moho, polvo, etc. La incidencia de esta enfermedad se ha triplicado en las últimas décadas, es una enfermedad que ha invadido al género humano. La alergia es un mecanismo de defensa que aparece como resultado de que el yo se protege. Las personas que las padecen son hipersensibles y perciben como hostil algo del exterior.

La homeopatía, es eficaz para el tratamiento de las alergias, tanto en prevención como cuando ya aparecen los síntomas, y gracias a ella podremos pasar la primavera perfecta evitando los incómodos estornudos y picores. Componentes vegetales, Pólenes de gramíneas: Poa pratensis, Dactylisglomerata

Árboles: pino, tilo, álamo, sauce, olmo, carpe, roble, arce, haya, fresno,plátano, aligustre, saúco, ciprés, morera, olivo, acacia…

Así como componentes animales o minerales a dosis infinitesimales, serán nuestras armas para inducir una desensibilización en el individuo alérgico.

Alergia estacional

¡Achís! La alergia estacional ya está aquí

La eficacia de la homeopatía en la alergia estacional

En esta afección tan común en nuestros días radica en que actúa en el fondo de la persona, ayudando a una activación y curación natural del propio organismo.

El tratamiento preventivo de la alergia estacional, consiste en la administración de sustancias que provocan una desensibilización del individuo, por lo que este tratamiento debe comenzarse unos meses antes de la aparición del alérgeno. En situaciones especiales como el embarazo, es donde mayor importancia puede  presentar las terapias alternativas.

Una vez aparecidos los síntomas concretos de la alergia estacional, deberemos escoger entre los remedios, el simillimum, que más se ajuste al estado del paciente, y también a su tipología,  sintomatología concreta y características individuales.

La alergia propiamente dicha, asma bronquial, inoconjuntivitis con mucosidad fluida e irritante o no, lagrimeo, ojos y párpados hinchados con escozor o picor, ojos afectados por fotofobia, con quistes y orzuelos, inflamación de los párpados con supuración o sangrado y con grietas.  salvas de estornudos, nariz taponada, nariz con mucosidades espesas, excoriantes, purulentas y sanguinolentas, labios resecos incluso agrietados, dolor de cabeza, picor en el fondo de la garganta, en el paladar, en los oídos, resfriados y catarro nasal crónico con la nariz irritada, con costras y heridas…

Para todos y cada uno de estos síntomas existe un remedio homeopático eficaz, por supuesto, prescrito y dispensado por un profesional que conozca la homeopatía y su individualización en cada paciente, hecho en el que se basa y radica el éxito de esta ciencia.

Si deseas comenzar con un tratamiento preventivo para que la alergia estacional pase inadvertida o al menos disminuyan los síntomas de manera importante, debes comenzar ya mismo. El tratamiento es realmente sencillo: Un tubo dosis semanal de Pollens 30 CH + cinco gránulos diarios de Poumon Histamine 9 CH, serán suficientes para alcanzar unos resultados que en muchos casos pueden equipararse al obtenido por la administración de vacunas individualizadas.

El medicamento Homeopático es medicamento. Su prescripción y dispensación corresponde a profesionales de la salud. El autocuidado responsable es la solución de presente y de futuro para el paciente.

Artículos Relacionados