Autocuidado, Consejos y trucos de salud

Dermatitis atópica, vulnerabilidad a flor de piel

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel caracterizado por piel seca, descamada e irritable y que evoluciona a modo de brotes durante los cuales los síntomas son más molestos.

La dermatitis atópica es un trastorno hereditario caracterizado por piel seca, con presencia de eczema (reacción de hipersensibilidad en la piel similar a una alergia), que lleva a una inflamación, sarpullido con comezón y enrojecimiento, ampollas y descamación según el grado de atopia (leve, moderada, severa). En cualquier caso, la DA, Dermatitis Atópica, es una patología que cursa con un prurito (picor) importante. El paciente atópico tiene una predisposición individual a padecer enfermedades de origen alérgico: rinitis, conjuntivitis, urticaria, asma bronquial.

Está considerado un trastorno crónico de la piel, no infeccioso ni contagioso en ningún caso para el resto de la familia que convive con el niño y/o paciente atópico. La dermatitis atópica es la enfermedad cutánea más frecuente en la infancia. Se estima que entre el 2 y el 20 % de los niños, según los países, tienen o han tenido algún grado de dermatitis atópica durante su infancia. La dermatitis atópica suele comenzar en la primera infancia, aunque es posible la aparición de la dermatitis atópica a cualquier edad.

La Dermatitis atópica puede clasificarse en tres tipos en función de la edad del paciente: lactante, infantil y adulto.

Dermatitis atópica en bebés

La dermatitis atópica y el autocuidado

¿Sabéis por qué cuidarse a uno mismo es una necesidad? Porque cuanto más te cuidas, más te amas, cuanto más te amas más procuras tu felicidad y cuanto más feliz eres, más felicidad sembrarás entre los que te rodean.

La piel que cubre la superficie externa del cuerpo es el órgano de mayor extensión, tanto en superficie como en peso de todo nuestro organismo. Ya tratamos el tema de la protección solar hace dos semanas exactamente, pero tan importante como la protección solar para proteger nuestra piel cuando nos exponemos, lo es el cuidado post-solar. En épocas estivales muchas personas cambian sus rutinas de cuidado de la piel. (Nos centraremos en este post en el cuidado de la piel del cuerpo, hacia el mes de septiembre comenzaremos con los tratamientos específicos del rostro, pues por ahora con protegerlo e hidratarlo es suficiente)

Uno de los cambios más comunes y aconsejables es el de sustituir la hidratante corporal por un Aftersun o una leche corporal que, además de hidratar, nos aporte sensación de frescor, goce de propiedades antiinflamatorias, regeneradoras y, además, intensifique y perpetúe el bronceado, algo no menos interesante aunque sí menos importante desde el punto de vista estrictamente sanitario.

Si hay pieles que requieren de cuidados especiales y específicos durante todo el año y que deben intensificarse en esta época son las pieles que padecen dermatitis atópica.

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel, crónica y que cursa fases de latencia y brotes. La prevalencia es mayor en la infancia y se caracteriza por piel seca, descamada, irritable y distribución típica de las lesiones según la edad. Uno de los síntomas más preocupantes en el niño es el enorme prurito que provoca a su vez el rascado y finalmente la aparición de lesiones.

Brote atópico

Cuando nos encontramos ante un brote de dermatitis atópica en muchas ocasiones es necesario acudir a tratamiento farmacológico, si bien pasados los primeros días del brote volveremos a la rutina de los cuidados específicos.

Brote atópico

La evolución de la dermatitis atópica es fluctuante: hay temporadas, normalmente en verano, en las que la piel está mejor (rojeces aisladas, piel algo seca, leve picor); y otras en las que empeora sin causa aparente, con posible aparición de brotes atópicos (fase aguda). En los cambios de estación (especialmente primavera y otoño) y cuando se producen cambios bruscos de temperatura, es cuando suelen aparecer los brotes. Los brotes atópicos se caracterizan por una sequedad extrema y un picor intenso que hace que el paciente se rasque y se produzca lesiones rojizas, que pueden llegar a infectarse.

Es importante tener en cuenta que pueden darse factores desencadenantes de brotes esporádicos, como los cambios de estación (sobre todo de otoño a invierno), el clima, infecciones, piel seca, etc.

Brote de dermatitis atópica

Medidas preventivas

Ciertas medidas preventivas y un control de la sequedad cutánea pueden evitar la aparición de los temidos brotes, prolongar en el tiempo la aparición de los mismos e incluso paliar los síntomas cuando son leves sin necesidad de recurrir a corticoides u otros fármacos.

Es especialmente relevante destacar que existe un amplísimo vademécum de geles de baño específicos, syndet (jabones sin jabón) y leches corporales diseñados específicamente para los cuidados de la piel atópica formulados con sustancias emolientes, relipidantes que restauran esa barreara cutánea escasa de recursos propios para la rehidratación y que con unos cuidados apropiados dejará de ser un problema en la calidad de vida de quienes la padecen.

Una vez más se pone de manifiesto la necesidad de un asesoramiento adecuado y la utilización de productos específicos que afortunadamente hoy la industria cosmética nos ofrece ante un público cada vez mejor y más informado y consciente de los beneficios de un uso correcto en su calidad de vida.

La salud también está en este órgano sensorial que es la piel y juntos vamos a crear el hábito natural de cuidarla, porque nunca es tarde para comenzar cambios y menos aún si son positivos. Puedo ayudaros si deseáis más información a través de nuestra web o Facebook por privado, estaré encantada.

Echa un vistazo a algunos productos de homeopatía y especialmente a los productos Stelatopatía de Mustela, bálsamo enriquecido para el cuidado diarios de piel atópica de bebés o niños y adultos en crema y aceite.

Sed muy felices, dar las gracias cada día y cuidaros siempre y en cualquier circunstancia.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Productos de farmacia para la piel atópica

Weleda Crema Facial de Malva Blanca 50ml
Cerrar

Weleda Crema Facial de Malva Blanca 50ml

7,86
Comprar
Cerrar

Stelatopia Crema Emoliente 300 ml

14,39
Comprar
Cerrar

Stelatopia Aceite 200 ml

11,27
Comprar
Cerrar

Nutratopic Proamp Gel Baño Emoliente Piel Atopica 400 ml

11,79
Comprar

Artículos Relacionados